VIVIR CON DOLOR
Por Daniela Anéis

Traducción al español por Teresa Galarza

[En inglés]



Vivir con dolor constante es desafortunadamente una realidad para 1.5 mil millones de personas alrededor del mundo, según la American Academy of Pain Medicine (Academia Americana de Medicina del Dolor). Ya sea un dolor suave o severo, sentir dolor a diario durante todo el día no es una realidad fácil a la que hacer frente. Puede también causar estrés en las familias, largas bajas por enfermedad y desempleo, así como malentendidos por parte de amigos y familia. Y puede derivar en una existencia solitaria.

Pero si el dolor es algo tan común, lo cual se hace más obvio según nos hacemos más viejos, ¿cómo puede usted vivir su vida de manera satisfactoria, a pesar de sentir dolor constante? Siga leyendo para saber más.

Fibromialgia: El dolor invisible
En mi consulta privada, esta es una condición que aparece a menudo en pacientes con depresión. Y cuanto más dolor sienten, se sienten más presionados; cuanto más presionados se sienten, más duele. Es un círculo vicioso que se reduce perceptiblemente cuando un paciente está menos deprimido y aprende a controlar una cierta cantidad de dolor con su mente. ¿Pero cómo no sentirse desalentado si usted tiene un dolor difuso por todas partes que no se muestra en radiografías y no responde bien a la medicación? Incluso puede que usted comience a pensar que todo está en su cabeza. Y no es así.

¿Qué es exactamente la fibromialgia?
La fibromialgia es un síndrome consistente en un dolor musculoesquelético difuso, como el dolor de las articulaciones y los músculos, así como en una fatiga que incapacita. A menudo no se comprende ni se diagnostica correctamente. Y viene acompañado de síntomas psicológicos tales como ansiedad y depresión. Otros síntomas pueden aparecer y varían a menudo de paciente a paciente.

Socialmente hablando, a muchos les cuesta entender por qué estas personas se quejan tanto y faltan a menudo al trabajo. ¡Parece que están bien! No tienen ninguna lesión, ¡todo está en sus cabezas! ¿Pero eso es así realmente? Solamente los pacientes pueden contestar a esa pregunta, pero por lo que he visto, los pacientes de fibromialgia merecen que se les alabe su valor por soportar el dolor y afrontar las críticas.

Y definitivamente, es difícil ocuparse de los malentendidos en el hogar propio: cuando la pareja e hijos rechazan ayudar o critican al paciente constantemente. Otros ven la fibromialgia como una excusa para no hacer nada y no pasar todo el día en cama.

El poder de la mente sobre el cuerpo: ¿Puede ayudar a reducir el dolor?
La mayor parte del tiempo, el dolor tiene una razón. No sólo espiritual sino psicológica. A veces, no podemos procesar nuestras emociones a un nivel consciente (ni siquiera podemos comenzar a afrontarlas) y entonces es cuando su cuerpo comienza a doler. “Escuche siempre lo que le está diciendo su cuerpo. Es importante. Y seguirá empeorando hasta que se usted se vea forzado a parar y realmente escuchar”.—les digo a mis pacientes. Y eso es exactamente lo que sucede. Cuando lo ignoran o intentan dejar de lado el problema, generalmente terminan enfermos en la cama sin nada que hacer, excepto procesar sensaciones y emociones más profundas.

A partir de esta experiencia con los pacientes, también comencé a escuchar las señales de mi cuerpo. Por supuesto, la mayoría de los psicólogos han estudiado teorías del dolor en la universidad, ¡pero no parece que tengan mucho sentido cuando las necesitamos! Y si usted es como yo, usted no confía en que una píldora pueda obrar milagros. (Los especialistas de la salud son los peores pacientes.)

De todos modos, mi cuerpo comenzó a hablarme o yo comencé a escuchar y a intentar entender el significado del dolor. Me duelen los hombros terriblemente cuando siento que se me cae el mundo encima; me duele el estómago cuando algo o alguien me incomoda; y me duele la cabeza cuando estoy demasiado cansada para pensar y realmente necesito un descanso.

Así pues, no es una cuestión de poder de la mente sobre el cuerpo, sino principalmente de escuchar al cuerpo porque la mente puede estar intentando comunicar algo a través del mismo. Pero como veremos en el siguiente ejemplo, la mente puede invalidar las demandas del cuerpo.

¿Cómo afrontar sentir dolor a diario? Algunas estrategias útiles
Esto es algo que he aprendido con el tiempo en mi trabajo con personas de edad avanzada, probablemente porque suelen tener dolores constantes debido a una vida llena de trabajo duro o por enfermedad. Pero la buena noticia es: el impacto de vivir en dolor constante puede ser atenuado y hay una vida que vivir a pesar del dolor.

La mente puede desviar la atención del dolor
Es verdad. El dolor no se irá pero puede ser reducido al mínimo y ocupar menos espacio en su mente. ¿Cómo? Usted necesita llenar su mente de cosas que de verdad le gustan. ¿Le gusta bailar pero un dolor de espalda constante que le hace cojear le impide hacerlo? ¡No pare de bailar! ¡Baile menos y con menos energía, pero no pare de bailar! Digo esto porque he sido testigo de que se puede hacer, y lo que mi paciente de 68 años me dice es: “Voy a perdonar el mal que me hará luego por el placer que siento ahora”. Y él se siente de verdad vivo otra vez y durante una hora se olvida de su tremendo dolor de espalda.

Una muy buena actitud es el punto intermedio*
Es posible vivir con dolor constante y esa posibilidad se debe principalmente a su fuerza de voluntad. Las cosas son mucho más duras de afrontar ahora, a menudo usted deseará dejar de intentarlo, pero no deje que el dolor le quite su placer de vivir. Usted todavía está vivo, saque el máximo partido con lo que tiene.

El dolor no tiene que ser su único compañero
Sufrir en silencio es una manera de rendirse al dolor. Aunque el dolor es una sensación altamente subjetiva, porque todo depende de cómo usted lo ve, compartir cómo usted se siente con otros puede serle de gran ayuda. Y eso no significa que usted tenga que quejarse a toda la hora; significa que el dolor no debe hacerle dejar de ver a otros, de ver mundo, de divertirse.

No permita que el dolor le defina
Usted es mucho más que un conjunto de enfermedades y de dolores. Tiene una familia, ha tenido (o todavía tiene) una profesión, tiene cosas que enseñar a otros, tiene cosas que aprender. Usted es mucho más que su dolor. No lo olvide.

El dolor es una parte de su vida. NO es su vida.

* (Refrán portugués. En español: Una gran actitud ya es media batalla ganada.)

 

Daniela Anéis
Acerca de Daniela Anéis
Leiria | Portugal

Daniela Anéis ha sido psicóloga clínica desde 2009, con un máster en Psicología Clínica y Sanitaria - Núcleo de Sistémica por la Universidad de Lisboa, Portugal. Su primera experiencia como psicóloga clínica fue en un hospital psiquiátrico privado de confesión católica, la congregación religiosa más vieja del país dedicada a la salud mental, y en una escuela real. En 2012, creó un proyecto comunitario en su ciudad natal llamada Senior's University que, a través del trabajo voluntario, imparte clases a personas mayores de 50 años, la mayoría de ellos jubilados. No hay tareas para casa, ni exámenes ni diplomas, solo personas aprendiendo y disfrutando de la vida. Además de las clases, las fiestas y las excursiones, el objetivo principal es promover el envejecimiento activo y mejorar la autoestima de las personas.

Como terapeuta privada, a menudo trabaja con familias y adolescentes. Daniela, además, lee todo lo que tiene que ver con la Psicología Existencial y la Psicología Positiva.

Daniela Anéis es optimista y su "vaso siempre está medio lleno". Su trabajo con personas mayores activas le ha enseñado a valorar aún más la vida y, lo que es más importante, la experiencia de vida. Imparte clases de Inteligencia Emocional y Psicología Positiva pero aprende mucho más de lo que es possible transmitir. Siempre tiene una historia estimulante que contar sobre sus "estudiantes".

Espera llegar a los 90 y vivir la vida al máximo. Siempre trabajando para ser la mejor versión de sí misma. Y creyendo que su misión en la vida es aliviar el sufrimiento de los otros.

Lea más sobre Daniela en su blog y en Facebook. (En portugues.)

Teresa Galarza
Acerca de Teresa Galarza, Ph.D.
Valencia | Spain

Teresa Galarza nació en España a finales de la década de los setenta. Estudió Filología y tiene un Doctorado por la Universitat de València, Spain. Trabaja como traductora además de como profesora e investigadora. Empezó su actividad como traductora cuando era universitaria, del ingles al español y al catalán, sus lenguas nativas. Recientemente ha emprendido un nuevo negocio, West Indies Publishing Company, siendo su primer libro la traducción de la novela perdida de Walt Whitman Life an Adventures of Jack Engle. La web de Teresa es: courtesytranslations.es, se puede acceder a sus artículos de investigación desde su perfil de LinkedIn, y sus artículos de divulgación están disponibles en Jot Down.

¿Cuidar para compartir?

Artículos por Daniela Anéis

SUPERAR LA PÉRDIDA: Aflicción y Luto

Desde el principio de nuestros tiempos, el Hombre ha intentado explicar el fenómeno más desconcertante de nuestra existencia: la muerte. ¿Por qué necesitamos morir? ¿Adónde vamos cuando ya no estamos aquí? [Lee mas...] [En inglés]

VIVIR CON DOLOR

Vivir con dolor constante es desafortunadamente una realidad para 1.5 mil millones de personas alrededor del mundo, según la American Academy of Pain Medicine (Academia Americana de Medicina del Dolor). [Lee mas...] [En inglés]

AFRONTAR UNA ENFERMEDAD POTENCIALMENTE TERMINAL

El año pasado, una de mis mejores amigas sufrió un cáncer de mama y lo superó. La diagnosticaron a la edad de 36 años y fue un duro shock. Para ella y para todos los de su entorno. [Lee mas...] [En inglés]